¿Qué es un una aceleradora de empresas? 

¿En qué consiste y cómo funciona una aceleradora de empresas?

 Un aceleradora es una institución o grupo de personas que ayudan a los emprendedores en el lanzamiento de sus ideas al mercado, en un espacio de tiempo reducido, acordado por ambas partes. Durante este tiempo suceden varias fases de conocimiento del negocio y el asentamiento de las bases para potenciar el crecimiento en el menor tiempo posible. Dada la experiencia de las aceleradoras y el know-how del proceso en estas primeras fases, los emprendedores serán capaces de abordar el lanzamiento y superar barreras tan temidas como el miedo al fracaso, etc.  

 Estas primeras fases se pueden resumir en las siguientes acciones: 

  • Conocer el negocio: En primer lugar, se hará una labor de indagación donde lo importante es conocer lo máximo posible del negocio; clientes potenciales, mercado objetivo, producto o servicio, propuesta de valor, etc.  
  • Mentorizar el proyecto: Uno de los grandes aportes de valor de las aceleradoras es poder transmitir los conocimientos para evitar los errores y convertirlos en decisiones acertadas que serán diferenciales para el futuro de las Startups. Durante todo el proceso, las empresas que participan tendrán el apoyo de un mentor o mentores que le guiarán a puerto firme y seguro. 
  • Compartir experiencias, networking: Entrar en estos espacios facilita contactos de gran valor para los proyectos, además de poder compartir experiencias que hacen enriquecer todo lo que se pueda aprender durante esta primera fase. 
  • Diseño del plan de negocio: Tras haber analizado el modelo de negocio y configurar la estrategia hacia donde debe dirigirse el proyecto, el siguiente paso es darle forma al plan de negocio que será la carta de presentación para los inversores.  
  • Conseguir inversión: No siempre es así, pero conseguir dinero para el proyecto es uno de los objetivos primordiales para cualquier emprendedor que quiere empezar un negocio, salvo que ya disponga de recursos para empezar a moverse. Las aceleradoras ayudan a preparar un plan de captación de inversores.   

¿Es lo mismo una incubadora que una aceleradora de empresas?

A diferencia de las incubadoras, las aceleradoras apoyan proyectos sólidos que estén próximos a su lanzamiento o incluso tras haber validado el MVP (Mínimum Viable Product). Este tiempo de acompañamiento suele durar 3 meses y dependiendo del proyecto podría durar hasta 6 meses. Finaliza el proceso con el “Demo Day” donde las Startups presentan sus proyectos a inversores.  

 Existen miles de aceleradoras, con sus orígenes en la prestigiosa y conocida Silicon Valley

Las aceleradoras nacen en 2005 en Estados Unidos, y se trasladan a Silicon Valley (San Francisco) donde se encuentra, hasta la actualidad, uno de los mejores entornos para cualquier emprendedor. Allí conviven emprendedores de gran nivel, Business Angels, fondos de inversión, incubadoras, aceleradoras y grandes empresas.  

En este ecosistema tan atractivo para propulsar el crecimiento de las Startups, todo está diseñado y profesionalizado con la idea de hacer contactos, conseguir buenos mentores y financiación para hacer que estos proyectos tengan la aceptación que desean en el mercado y sean exitosos a largo plazo.  

 En España existen una gran variedad de aceleradoras, entre las que podemos destacar: 

  • Seedrocket. Nació en España en 2008 y fue la primera aceleradora TIC (Tecnologías de la información y comunicación), con sede en Barcelona principalmente y en Madrid.

     

 

  • Wayra (Telefónica). Se encuentra en 12 países. Tiene más de 100 Startups y ha levantado más de 1.200 millones de capital de inversores.  

 

Se espera que la vida de una empresa perdure en el tiempo, pero no siempre ocurre. Por ello, es necesario el apoyo de estas instituciones (aceleradoras) para el asentamiento de los pilares esenciales del negocio y para ayudar a conseguir los recursos necesarios para su lanzamiento.

Acelerar no es lo mismo que echar a andar a un proyecto sin porvenir, sino más bien prepararlo bien en un corto periodo de tiempo, pero con plenas garantías de éxito.